1 de enero de 2014

La desunión de la izquierda transformadora es un delito contra la esperanza (un anhelo panfletario para 2014)

La desunión de la izquierda transformadora es un delito contra la esperanza (un anhelo panfletario para 2014)PDFImprimirE-mail
Opinión / Actualidad Política
Escrito por José Juan Hdez / UCR   
Miércoles, 01 de Enero de 2014 00:00
El término que encabeza este artículo lo ideó el profesor Pablo Iglesias, o al menos se popularizó a través de un texto que el escribió. En su momento generó cierta polémica entre diferentes autores sobre su pertinencia. En el debate surgieron conceptos como clase obrera, proletariado, clase media, etc. Vaya por delante que siendo yo un hombre que se considera del campo de la izquierda transformadora, de tradición marxista, aún reconociendo que es una osadía por mi parte, pues mis conocimientos de dicha ciencia son muy escasos, siempre he defendido una visión de la historia que está marcada por el devenir de la lucha de clases, por el conflicto entre los que tienen la propiedad de los medios de producción y su gran beneficio y los que vendemos nuestra fuerza de trabajo por un salario cuando no integramos el ejército de parados. Y sé que está en el ADN de la izquierda, y es necesario e imprescindible, el debate de las ideas.

Españoles y españolas

Españoles y españolasPDFImprimirE-mail
Monarquía Casa irreal
Escrito por Julio Anguita.   
Miércoles, 01 de Enero de 2014 00:00
Estos días los medios de comunicación reproducen y trasladan a la opinión pública el mensaje que el Jefe del Estado lanza a toda la Nación. Se glosan los que a su juicio han sido los contenidos y los momentos de mayor compromiso con la realidad. 
Como siempre, se trata de un compendio de generalidades, lugares comunes, llamadas al esfuerzo de todos y la apuesta por el futuro mejor que con las medidas actuales de política económica será posible.
 
La Casa Real y, en última instancia el Gobierno, siguen, como es habitual, emitiendo un mensaje que parece elaborado para un país de pueriles ciudadanos que están encantados y esperanzados en que el mensaje real sirva realmente para algo. A mí personalmente se me haría muy cuesta arriba dirigirme a la ciudadanía y recitar un texto que por su falta de compromiso con la realidad, roza el insulto a la inteligencia y a la situación económica y social de millones de ciudadanos y ciudadanas.