2 de marzo de 2014

El coste del rescate bancario: las cifras reales

El coste del rescate bancario: las cifras realesPDFImprimirE-mail
Opinión / Actualidad Economía
Escrito por Miguel Ángel Lorente y Juan-Ramón Capella   
Domingo, 02 de Marzo de 2014 06:01
De “ni un euro” a 130.000 millones
Introducción
En esta larga nota se intentará demostrar:
1.º Que la cifra de las pérdidas por los rescates públicos a la banca española superará los 130.000 millones de euros. Ninguno de los organismos que poseen los datos al respecto (Banco de España, FROB-Ministerio de Economía, Comisión Europea) ha tenido la intención de publicar las cifras reales; al contrario, las ha diluido, mixtificado y ocultado.

2.º Que esa cifra se puede demostrar detalladamente en cada uno de los componentes de los que ha resultado su suma (banco a banco, caja a caja, organismo público a organismo público, crédito fiscal punto por punto).
3.º Que esa cifra resulta una enormidad comparada con cualquiera de las magnitudes de la economía española, especialmente con los recortes producidos sobre los derechos económicos adquiridos de los ciudadanos, sobre el capital social acumulado.
4.º Que, como consecuencia de esas ayudas públicas no se ha producido ningún efecto positivo sobre el crecimiento económico de España, ni sobre el aumento del crédito; más aún: ese crédito sigue disminuyendo.
5.º Que rescatar ha sido mucho más caro para los ciudadanos que haber dejado desaparecer, ordenada y socialmente, a las cajas y bancos quebrados.
6.º Que el castigo administrativo y/o judicial a quienes, por su acción u omisión irracional o venal, produjeron este aspecto de la crisis, está por ejecutar.

El plus de ser joven:Venezuela. Una mención especial a unos bachilleres canarios

El plus de ser joven:Venezuela. Una mención especial a unos bachilleres canariosPDFImprimirE-mail
Imperio Latinoamérica
Escrito por José Juan Hernández   
Domingo, 02 de Marzo de 2014 05:19
"Frente a la angustia de los jóvenes, los herederos de Chávez sólo saben reprimir".
Esta frase es el arranque de un artículo de opinión publicado en la portada de la página web del periódico El País.
Antes de entrar en el meollo de este texto, que es hablar sobre la juventud y los estudiantes, tomando como punto de partida los sucesos que están acaeciendo en Venezuela, quisiera hacer una puntualización sobre la enjundiosa línea y media inicial. Tres palabras fuerza: angustia, herederos, reprimir.

Angustia: ¿se refiere el autor a la que sienten más del 50% de los jóvenes españoles que están en paro?

Represión: ¿se refiere el autor a la nueva ley de seguridad ciudadana del gobierno pepero que por ejemplo acota donde puedes manifestarte y donde no? ¿se refiere a los 15 inmigrantes muertos al impedírseles arribar a nado a Ceuta?

Herederos: (esto es de traca). Maduro no es heredero de Chávez. Es presidente, jefe del estado, por deseo del 50,7% de los votantes venezolanos hace menos de un año. El ciudadano español sí tiene como jefe del estado, desde hace casi cuatro décadas, a un señor puesto por otro que tampoco fue elegido y que también estuvo otras cuatro décadas mandando y, en este caso, aterrorizando. El último jefe del estado español votado, don Manuel Azaña, lo fue en el 36, en Las Cortes. O sea, hace casi 80 años.

Los aleccionadores deberían pensar bien lo que escriben cuando están en disposición de ser aleccionados.