2 de abril de 2014

La degradación del modelo de relaciones laboralesPDFImprimirE-mail
Opinión / Actualidad Política
Escrito por Teresa Rodríguez   
Miércoles, 02 de Abril de 2014 00:00
Camino del trabajo escuché unas declaraciones de Juan Rosell, presidente de la CEOE, en las que afirmaba que los salarios subieron en exceso en 2008 y 2009, que los aumentos salariales deben seguir siendo muy moderados hasta que se consolide el crecimiento, que siguen sobrando empleados públicos y que una de las maneras de favorecer el empleo juvenil sería un salario mínimo inferior al general para la juventud. No daba crédito a lo que oía.

En los años 60, los salarios se acercaban a un crecimiento próximo a la evolución de la productividad; desde los 90, sólo garantizaban el poder adquisitivo. El peso de los salarios en la renta nacional no ha dejado de disminuir, y a favor del excedente empresarial. El porcentaje que representan los salarios no ha parado de bajar y el de los beneficios no ha cesado de subir. A la vez, se "normalizó" una tasa de paro muy elevada. Ello lastraba el crecimiento económico.